Explicamos qué es la “locura de marzo”

0
23
North Carolina players celebrate after the finals of the Final Four NCAA college basketball tournament against Gonzaga, Monday, April 3, 2017, in Glendale, Ariz. North Carolina won 71-65. (AP Photo/David J. Phillip)

ShareAmerica

Si has venido a estudiar en Estados Unidos, verás que este es el momento del año cuando los estudiantes universitarios, y gran parte del resto del país, se obsesionan con la “locura de marzo” (March Madness), como se le llama al Campeonato de Baloncesto de la División I de la Asociación Nacional Atlética Estudiantil (Ncaa). El campeonato dura desde mediados de marzo hasta principios de abril.

La velocidad del Internet disminuye durante esta época por la gran cantidad de personas que miran los partidos en línea electrónica. Los ingresos por publicidad en los partidos televisados aumentaron (a 1.24 mil millones de dólares en 2016, que es la información más reciente disponible).

Las respuestas a las preguntas a continuación te ayudarán a hallarle sentido a este acontecimiento tan particular de Estados Unidos. Y el año próximo, si estás en alguno de los recintos universitarios de Estados Unidos puede que acabes ronco de tanto gritar a favor de tu equipo.

¿Por qué es tan popular?
La gente en Estados Unidos es increíblemente leal a los colegios y universidades donde estudiaron. Ya sea alguien que comenzó hace dos meses o se graduó hace 30 años, siendo un fanático siempre dirá que el equipo de su universidad es el mejor y que merece ganarlo todo.

Es algo que entusiasma. Es muy lindo. En comparación al baloncesto profesional, hay menos encuentros en las finales universitarias, pero hay mucho que perder, y tienen lugar en un período de tiempo mucho más corto. Así que incluso si el equipo de los fanáticos no llega a clasificarse en el torneo, igual lo mirarán. Les llama la atención que los jugadores universitarios no lo juegan por dinero, como el atleta profesional, sino por sus universidades y por el amor al deporte.

¿Quién juega?
Más de 300 equipos universitarios juegan en la División I de la Ncaa. El “domingo de la selección”, el 11 de marzo este año, un comité anuncia los 68 equipos que competirán en la categoría masculina, que se ve en un diagrama de árbol con los juegos del torneo. (Ocho equipos juegan los partidos preliminares en busca de cuatro puestos entre 64 para la final). Otro comité anuncia los 64 equipos que competirán en la categoría femenina.

En cada caso se elige a 32 equipos porque han ganado sus respectivos campeonatos en su conferencia (una conferencia es una agrupación más o menos geográfica de universidades). El comité de selección elige a los equipos restantes en base a los resultados de sus temporadas y la dificultad de sus horarios, y luego divide las categorías en cuatro regiones.

Los principales equipos de cada región son clasificados como “primera semilla”, los próximos cuatro como “segunda semilla” y así sucesivamente. En la primera ronda del campeonato un equipo de la primera semilla juega contra un equipo de la semilla 16 y un equipo de segunda semilla juega contra un equipo de la semilla 15. En otras palabras, los mejores equipos juegan contra los equipos más débiles. Los equipos intermedios son más o menos emparejados entre ellos durante los primeros partidos del torneo.

¿Quién es más probable que gane?
Esta es la segunda razón por la cual la “locura de marzo” es tan popular. Aún los expertos tienen dificultad para pronosticar quién será el ganador.

Dos de los equipos masculinos mejor clasificados esta primavera: la Universidad de Kansas y la Universidad de Villanova, la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad de Gonzaga, son competidores conocidos, todos con historia de ganadores en el baloncesto. La Universidad de Virginia y la universidad Xavier University están entre los principales contendientes que no han conseguido una victoria recientemente en la “locura de marzo”. Pero parte del encanto de este torneo es la aparición de las “cenicientas”, los menos favoritos con pocos laureles en el mundo del baloncesto que, de pronto, derrotan a equipos que los fanáticos consideraban invencibles.

Hace algunos años, el equipo masculino de la Universidad de la Costa del Golfo de Florida, establecida hace una década y sembrada en la décima quinta posición en su región, avanzó para jugar entre los últimos 16 equipos del torneo al vencer a la Universidad de Georgetown, sembrada en segunda posición. Este año, equipos masculinos como los Jackrabbits de la Universidad Estatal de Dakota del Sur, los Chicago Ramblers de la Universidad de Loyola y los Wildcats del Colegio Universitario Davidson que no tienen un historial ganador en el baloncesto, podrían tener un buen desempeño en la “locura de marzo” y ser llamados “bracket busters”, como se refiere en inglés a los equipos “que rompen el esquema”.

En el torneo femenino, las cuatro principales semillas son las Huskies de la Universidad de Connecticut, las Fighting Irish de la Universidad de Notre Dame, las Bulldogs de la Universidad Estatal de Mississippi y las Cardinals de la Universidad de Louisville. Entre los no favoritos están los equipos de Black Bears de la Universidad de Maine, las Bruins de la Universidad de Belmont y las Bobcats de la Universidad de Quinnipiac.

Síguenos en ShareAmerica para conocer más información sobre como planificar tus estudios en Estados Unidos y sacar el mayor partido de tu educación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − seis =