Ciudad de México, 12 de noviembre de 2018.- Faltan tres semanas para que los catamaranes GC32, también conocidos como “barcos voladores” gracias a sus hidroalas (llamadas en el mundo náutico hydrofoils), vuelvan a tomar las aguas del Mar de Cortés en Cabo San Lucas.

Tras el éxito del año pasado, las Extreme Sailing Series organizadas por OC Sport en colaboración con el Fideicomiso de Turismo Los Cabos (Fiturca) y el Municipio de Los Cabos, regresarán a México del 29 de noviembre al 2 de diciembre.

Se trata de una competición de vela mundial y altamente profesional -considerada la fórmula 1 de la vela- que, en su duodécima edición, recorre siete sedes emblemáticas de tres continentes a lo largo de 10 meses. Los Cabos será su última escala tras haber visitado Omán, Italia, España, Portugal, Reino Unido y Estados Unidos. El Acto en Los Cabos es un evento presentado por Element Sports Group.

Durante cuatro días, Los Cabos acogerá a algunos de los mejores regatistas de todo el mundo provenientes de once nacionalidades, que competirán en catamaranes voladores sobre hidroalas GC32 en hasta 10 pruebas cortas y rápidas al día. Se trata de livianos barcos de diseño único de 10 metros fabricados en fibra de carbono y tripulados por equipos de 5 regatistas, además de un invitado VIP, que podrá experimentar la sensación de volar en un GC32.

Tras su debut a principios de 2016, los GC32 regresaran a las Extreme Sailing Series por tercera temporada. Este tipo de catamarán, con una eslora de 12m y una manga de 6m, es más pequeño y más rápido que el Extreme 40 que compitió en las nueve temporadas previas del circuito.

La magia de estos catamaranes ultraligeros y que responden de forma inmediata está en sus hidroalas en forma de jota, unas orzas que funcionan como el ala de un avión y elevan los cascos del barco por encima del agua (con tan solo 8 nudos de viento), reduciendo así la resistencia e incrementando la velocidad en el agua rápidamente. Para los tripulantes, se trata de un auténtico acto de equilibrismo para mantener el barco en el aire; y para el público que siga la competición desde las playas de El Médano o para los invitados VIP, un auténtico espectáculo de velocidad.

“Velear el GC32 sin duda una sensación increíble y relativamente nueva para muchos de nosotros, principalmente porque es un velero que ‘foilea’ y esto lo hace mucho más rápido y divertido. Nuestro deporte de la vela es muy distinto ya que las sensaciones cambian según el barco en el que navegas. El GC32 es hoy por hoy uno de los veleros más rápidos y modernos por lo que como velocista es increíble estar involucrado en la clase y en este caso también un orgullo representar a México”, dijo Erik Brockmann, el patrón de Team México, una de las siete tripulaciones internacionales que participarán en Los Cabos.

Cada equipo dedica una media de 5 horas en montar y desmontar su GC32; los catamaranes viajan desmantelados en contenedores de 40 pies de un país al siguiente en carguero, una operación organizada por el partner logístico de las Series, WTC.

Los GC32 fueron diseñados por el experto en foils, Martin Fischer, y forman parte de la revolución en la que está inmersa el deporte de la vela desde que los enormes AC72 disputaron la America’s Cup en San Francisco en 2013.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + 5 =