5 tips para promover buenos hábitos digitales en niños

0
37

Ciudad de México, 19 de julio de 2022.- De acuerdo con datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), a partir del confinamiento, el tiempo que los niños pasan conectados a Internet aumentó considerablemente. Se estima que, en México, 50% de las niñas y niños de entre 6 y 11 años navegan en la red, y que esta condición aumenta en adolescentes de 12 a 17 años, donde la cifra va del 80 al 94%.

“Si bien las pantallas y los avances tecnológicos son parte de la vida de las nuevas generaciones, tenemos la responsabilidad de enseñar hábitos digitales que guíen a los niños y adolescentes en el entorno digital. Es importante brindarles herramientas que garanticen un presente y futuro positivo para ellos. Necesitamos formar a creadores de tecnología que generen otras propuestas detrás de la pantalla y que se preparen para los retos del mañana. Probablemente hoy el código y la programación le parezcan lejanos a tu hijo o hija, pero mañana puede ser la prueba para desempeñarse mejor en cualquiera de las carreras o trabajos que elijan”, comentó Aida Sarabia coo y country manager de Crack The Code, academia en línea que empodera a niñas, niños y jóvenes de habla hispana en Ciencias de la computación, código y programación.

Las generaciones jóvenes están acostumbradas a obtener respuestas con sólo un clic y a que su entretenimiento, socialización y tareas escolares sean digitales. Con la pandemia, gran parte de las actividades cotidianas se trasladaron al mundo digital: cursos de formación, talleres de recreación, contacto familiar y con los amigos. La orientación y supervisión para fomentar una navegación segura y productiva es imprescindible.

Cinco tips para fomentar hábitos digitales positivos para tus hijos:

1. Impulsa su creatividad. Los niños y adolescentes son capaces de generar nuevas ideas a través de la tecnología. El reto de crear les brinda múltiples beneficios, por ejemplo, en autoestima, niños y jóvenes desarrollan confianza en ellos mismos al ver los resultados que pueden alcanzar. No temas en buscar opciones donde tu hijo tenga que crear un sitio web, apps o programar videojuegos y robots. Además, es una forma divertida de concientizar a niñas, niños y adolescentes a usar con responsabilidad la tecnología.
2. Establecer límites y controles parentales. Dar un tiempo determinado para el uso de dispositivos evita la hiperconectividad sin guía. Una buena comunicación con los hijos permite implementar códigos de conducta y hablar de manera transparente sobre los peligros a los que se exponen al compartir información sensible en redes sociales o en determinadas plataformas. No olvides que con apps de control parental puedes restringir acceso a contenido inapropiado e, incluso, limitar el tiempo de conexión. La meta con este hábito es que, poco a poco, aprendan a diferenciar entre entretenimiento y aprendizaje.
3. Fomentar el equilibrio entre lo digital y lo presencial. Si bien la tecnología está presente en cada ámbito y desconectarse no es una tarea fácil, no vivimos en un mundo virtual. Genera reglas en las que puedan disfrutar de la tecnología al alcance de su mano y de la vida diaria con amigos, juegos, salidas al parque. Limita el tiempo de conexión y promueve que existan actividades útiles, no sólo de distracción, importante mantener responsabilidades activas como tener su cuarto limpio, ayudar a escombrar o actividades para su desarrollo como leer un libro, pintar o hacer una actividad física.
4. Buscar actividades digitales donde puedan participar padres e hijos. Los padres deben estar dispuestos a descubrir y probar las nuevas tendencias, conocer los intereses y gustos de sus hijos, acompañarlos y ser aliados de la tecnología en el proceso formativo al mundo digital de los niños. No es necesario tener a una mamá o papá programador, pero sí es clave que conozcan de qué va el tema, cómo funciona, qué parte le interesa más a sus niños. La clave es que todos tengan un criterio formado hacia el mundo digital
5. Ayúdalos a descubrir opciones más allá de los videojuegos o redes sociales. El aprendizaje tecnológico no está peleado con el entretenimiento, existen diversas alternativas a las que pueden acceder para enriquecer sus conocimientos, adquirir nuevas habilidades y ampliar sus horizontes. Hay talleres, cursos o aplicaciones que refuerzan desde el desarrollo motriz, hasta el lenguaje, y brindan herramientas más avanzadas para incursionar en la programación, emprendimiento y robótica, entre otros, siempre con bases lúdicas. Actualmente, existen opciones que con la tecnología te enseñan un suceso histórico, otros que te retan a crear contenidos y algunos a generar tus propias opciones de entretenimiento.

El avance tecnológico continuará y no es posible detenerlo. La clave no está en contraponerse a las pantallas, sino en entender cómo funciona y aplicarlo en favor del desarrollo de los pequeños. Esta es la importancia de fomentar buenos hábitos digitales. La meta es generar mayor conciencia y criterio, sin dejar de lado la diversión y el juego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí