Tras los pasos de la inmortalidad humana

0
245

Ciudad de México /PRNewswire/.- A 13 años de haberse concretado el Proyecto del Genoma Humano, los avances en investigaciones en medicina genómica empiezan a reflejarse en la práctica médica. Con el uso de la información genómica, hoy es posible lograr diagnósticos más certeros y elegir tratamientos más adecuados para los pacientes.

En el marco de la conmemoración de la conclusión del Proyecto del Genoma Humano, el 14 de abril de 2003, y del Día Mundial del ADN, el 25 de abril —en recuerdo de la publicación de las investigaciones de Sir James Watson y Sir Francis Crick sobre la estructura del ácido desoxirribonucleico en 1953—, Francisco Kuri Breña, director de Nuevos Desarrollos de Landsteiner Scientific, destacó la importancia de estos dos momentos que marcaron el inicio de una nueva era de investigación, lo mismo en la biología que en la salud y la sociedad.

“El desarrollo de medicamentos basados en medicina genómica para uso humano, tiene el objetivo de fortalecer e incrementar las herramientas terapéuticas existentes. Por su alta especificidad, estos medicamentos son capaces de curar enfermedades que años atrás no tenían remedio o de mejorar considerablemente la calidad de vida de personas que padecen enfermedades para las que aún no hay tratamientos. Sin la aportación de Watson y Crick, estos avances no serían posibles”.

Mediante la optimización de los recursos que permiten desarrollar infraestructuras de alta tecnología y aprovechar el talento científico del país, la farmacogenómica abre la posibilidad a una práctica médica más individualizada, más efectiva y con menos efectos adversos, al identificar los factores genéticos que contribuyen de manera importante a la respuesta individual a los fármacos, detalló Kuri Breña.

“Datos de diversas investigaciones señalan que los individuos de poblaciones mexicanas y latinoamericanas tienden a ser portadores de variantes genómicas que hacen que algunos medicamentos no funcionen de manera óptima, ya que fueron diseñados para las poblaciones europea y norteamericana. Por esta razón, es importante considerar la información genómica y usarla para desarrollar nuevos medicamentos o combinaciones de fármacos diferentes”.

Un claro ejemplo de esto es el trabajo que se realiza en Landsteiner GenMed, filial española de Landsteiner Scientific, que ha dado como resultado la identificación de una proteína que podría contribuir a la mejora de la población obesa, lo que haría posible el desarrollo de moléculas que, potencialmente, se convertirían en medicamentos para prevenir este padecimiento, que actualmente afecta a 22 millones de adultos en México.

Landsteiner Genmed, fruto de la inversión realizada por Landsteiner Scientific en los campos de la Neurodegeneración, el Cáncer y la Obesidad, trabaja en la búsqueda de nuevos compuestos para el tratamiento de algunas de las enfermedades propias de la transición epidemiológica en México, comunes y parcialmente hereditarias, como diabetes, hipertensión, lupus, artritis, esclerosis múltiple, degeneración macular, Alzheimer y Parkinson.

Con más de 18 años dedicado al desarrollo de productos para la salud, actualmente, Landsteiner Scientific lleva a cabo investigaciones en medicina genómica y colabora en varios proyectos con el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Fuente: Landsteiner Scientific

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 15 =