Montreal, Canadá.- El 29 de enero de 2018 se conmemora un año desde que 6 hombres fueron muertos y 19 heridos en una Mezquita de Québec en un acto de odio racista contra los musulmanes, según información de PRNewswire.

Bajo el lema “Nos negamos al olvido; Rechazamos la islamofobia y el racismo contra los musulmanes, “manifestaciones comunitarias se organizaron para los días 28 y 29 de enero en, al menos, 7 barrios de Montreal.

El ataque a la Mezquita de Québec no fue un hecho aislado, sino un reflejo de la subida del racismo anti-musulmán en Québec. Muchos musulmanes han sufrido discriminación, acoso, ataques físicos y los insultos en la calle y en el trabajo. Otras Mezquitas y Escuelas musulmanas han sido objeto de vandalismo.

En 2016, Québec vio 327 crímenes de odio reportados a la policía. Esto representa un aumento del 20% respecto al año anterior. Montreal vio 59 crímenes de odio reportados contra el Islam y los 35 reportados crímenes de odio contra los árabes o asiáticos en 2017.

La policía de Montreal (Spvm) también registró un aumento de “incidentes” de odio en Montreal -desde las amenazas de muerte o vandalismo en la que incluye tirar huevos en una mezquita. Muchos de estos incidentes ocurrieron en los lugares de culto. Estas cifras no incluyen a muchos más actos de racismo contra los musulmanes que no son reportados.

Este racismo contra los musulmanes ha sido impulsado por iniciativas políticas tales como los foros públicos sobre “acomodamientos razonables”, la introducción de la “Carta de Valores” y la ley 62. La cancelación de la comisión prevista en el racismo sistémico, la negativa escandalosa de Parti Québécois y la Coalición Avenir Québec reconocer el ataque a la Mezquita como un acto de islamofobia y el fracaso del primer ministro de Quebec, Philippe Couillard; la alcaldesa de Montreal, Valérie Plante, y alcalde de Quebec, Régis Labeaume de reconocer el 29 de enero como un día de acción contra la islamofobia, son sintomáticos de la complicidad de los líderes políticos.

“Los medios de comunicación también han desempeñado un papel importante en la difusión de información falsa racista y el miedo. En este contexto, los grupos explícitamente anti-musulmanes, de extrema derecha han sido capaces de marchar abiertamente en nuestras calles, dio a conocer el Servicio de Noticias Montréal, que envía los comunicados de Grupos de Derechos Humanos y Activistas en Montréal http://serviciodenoticiasmtl.info/

El clima en Québec no es único. Una encuesta hecha dos semanas después de la matanza en la Mezquita de Quebec se encontró que el 46 por ciento de los canadienses tienen puntos de vista negativos del Islam.

Hubo un aumento del 253 por ciento en los crímenes de odio reportados por la policía contra los musulmanes canadienses de 2012-15. El Consejo Nacional de musulmanes canadienses debe mantener su mapa de actos racistas contra los musulmanes continuamente actualizados.

En gran parte del mundo, los musulmanes están siendo atacados. Esto es político y sistemático. Los musulmanes son tratados como chivos expiatorios como cuando se implementan medidas de austeridad; y son vistos como “extraños” que no comparten “nuestros valores” en el restablecimiento de las afirmaciones de la supremacía blanca y que son una “amenazas a la seguridad” para justificar el cierre de las fronteras nacionales y para ocultar los intereses económicos en las guerras imperialistas”, agrega la fuente citada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + trece =